Plaza de la revolución

Plaza de la revolución
Plaza de la revolución

viernes, 20 de octubre de 2017

Reconoce Raúl labor del Centro de Estudios Martianos

Por Sumaily Pérez Carrandi

La Habana, 20 oct.— El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del PCC y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, envió un mensaje de felicitación al Centro de Estudios Martianos (CEM), al celebrarse este año el aniversario 40 de su creación.

Por tal motivo, y «en el contexto de la Conferencia José Martí y la cultura cubana, les transmito mi felicitación a ustedes y a todos aquellos que desde esta institución han puesto su empeño durante las últimas cuatro décadas en el estudio y difusión de la obra del Héroe Nacional de Cuba», señaló Raúl en la misiva leída en acto celebrado en la sede del centro.

María Elena Salgado, viceministra primera de Cultura, dio lectura a la carta en la cual el Presidente cubano expresó que «mucho ha contribuido el Centro de Estudios Martianos a extender entre nosotros una comprensión cabal y más profunda del legado del Apóstol».

En el encuentro, efectuado en ocasión de celebrarse el Día de la Cultura Cubana, Ana Sánchez Collazo, directora de la institución, afirmó que recibir este mensaje constituye un compromiso para continuar divulgando el pensamiento martiano desde la academia y hacia la población.El líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, en el aniversario 25 de la creación del CEM, envió un mensaje de felicitación a la entidad, «…el Centro de Estudios Martianos cuenta con un poderoso ariete y una formidable trinchera de ideas», palabras que mantienen su vigencia en nuestros días.

«El hecho de que en nuestro aniversario 40 recibamos este mensaje de nuestro Presidente Raúl Castro es, además, la concatenación del reconocimiento de la más alta dirección del país a la labor encomendada en el año 1977 cuando se creó la institución», añadió Marielena Segura, subdirectora del CEM.

Alguien me dijo en alguna ocasión que yo consideraba a la cultura como el centro de todo. Ciertamente donde no hay cultura, se hallará la ignorancia y la mediocridad carente de entusiasmo creativo. José Martí, refiriéndose a la misma escribiría: «…La madre del decoro, la savia de la libertad, el mantenimiento de la República y el remedio de sus vicios es, sobre todo lo demás, la propagación de la cultura».

Comprometidos santiagueros con avance de su ciudad

Por Bárbara Deás Trobajo

Santiago de Cuba, 20 oct.— Con la  necesidad de fortalecer el desarrollo de Santiago de Cuba y contribuir a la sostenibilidad de la nación, dirigentes del partido, gobierno y principales cuadros de la provincia, una vez más ratificaron sus compromisos de continuar con intensas etapas de trabajo que exigen empeños para materializar proyectos superiores y sobrecumplir planes asignados con eficiencia disciplina, control y ahorro de recursos.

En representación de la comunidad laboral santiaguera sus directivos se pronunciaron por conmemorar el 65 aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y las seis décadas del triunfo de la revolución con un territorio más productivo emprendido, y preparado además en momentos importantes para el país y sus elecciones generales.

Desde el salón de los vitrales de la plaza de la Revolución Antonio Maceo Grajales estos hombres y mujeres ratificaron su disposición ante el llamamiento del General de Ejército Raúl Castro Ruz para enfrentar duro las labores y seguir el ejemplo de Fidel ante imposibles.
 

Abel Santamaría, sus ojos no se apagaron con su asesinato

Por Armando Fernández Martí

Un día como hoy 20 de octubre, pero de 1927, hace 90 años, nació en Encrucijada, antigua provincia de Las Villas, Abel Santamaría Cuadrado, quien con el tiempo se convertiría en el segundo jefe de la Juventud del Centenario, que asaltó el 16 de julio de 1953 los cuarteles Céspedes de Bayamo y Moncada de Santiago de Cuba.

Abel pasó su niñez en el central Constancia, donde conoció de cerca la pobreza de su propia familia y de los obreros, que eran explotados por los propietarios del ingenio, para los cuales trabajó como dependiente de la tienda del batey.

En 1947 Abel se trasladó para la Habana trabajando en la Textilera Ariguanabo y después en la Agencia de autos Pontiac, período este donde conoció a Fidel y comenzó a compartir con el joven abogado sus inquietudes revolucionarias, que los llevó a crear el Movimiento de la Juventud del Centenario:

Como organizador de la nueva etapa de lucha, Abel viajó a Santiago de Cuba y alquiló la Granjita Villa Blanca en Siboney, la cual serviría de campamento a los más de cien jóvenes que en la madrugada del 26 de julio de 1953 asaltaron el Cuartel Moncada.

Fidel había calificado a Abel Santamaría como “el más generoso, querido e intrépido de esos jóvenes” y por eso trató de preservarlo de la muerte asignándole como misión la toma del Hospital Civil, ubicado frente a la fortaleza, donde fue hecho prisionero, trasladado al Moncada, torturado bárbaramente y asesinado ese mismo día.

Contaba Joaquina Cuadrado, la madre de Abel, que de niño este tenía los ojos tan azules que impresionaban y por ellos se le escapaba el alma. Tal vez por eso sus asesinos se ensañaron con el joven revolucionario y le arrancaron los ojos porque vieron en ellos demasiadas esperanzas para el futuro de la patria.

Sus asesinos se equivocaron, porque los ojos de Abel no los apagó la muerte ese día, sino que le dieron más luz para que ellos seguirían iluminando el camino de la lucha emprendida por su pueblo hasta la victoria. Este aniversario 90 de su natalicio así lo recordamos.

La Bayamesa, símbolo de la nación

Por Lourdes Palau Vázquez

Santiago de Cuba, 20 oct.— El mes de octubre del año 1868 resultó convulso para los cubanos, sucesos imborrables marcaron a la Patria para siempre, fue el diez que Carlos Manuel de Céspedes en el ingenio La Demajagua tras el repicar de una histórica campana proclamaba la igualdad de todos los hombres, blancos, negros, e instaba a sus esclavos a luchar por la independencia.

El 11 enardecidos por el llamado a la libertad, a romper ataduras y cadenas, ocurre el primer encuentro entre el Ejercito Libertador y las fuerzas españolas en el poblado de Yara, donde los primeros resultaron derrotados, sin embargo se conoció como Grito de Yara y representó el inicio del combate por la soberanía de Cuba.

A pesar del suceso los cubanos no se amilanaron y continuaron por diversas vías la emancipación de una isla oprimida por los españoles, se fueron sumando patriotas a la causa, se crea la primera República en Armas y deciden atacar a Bayamo el 18 de ese propio mes, una plaza importante para la insurrección.

Fue así que tras la rendición de las fuerzas españolas en Bayamo ante las tropas mambisas del Ejército Libertador comandadas por Carlos Manuel de Céspedes, en medio de una gran efervescencia revolucionaria que el 20 de Octubre se entona el himno de Bayamo, que fue como se le nombró inicialmente. Corresponde el mérito de haberlo escrito al patriota Pedro Figueredo, Perucho, que lo había compuesto meses antes.

De mano en mano corrieron las estrofas del patriótico canto que insta al combate por la Patria y recoge la historia que fue cantada por vez primera el 20 de octubre de 1868 con la convicción de que su letra y la forma en que Perucho unido a las tropas bajo el mando de Céspedes la escribió y a decir de José Martí sobre el suceso fue "la hora más bella y solemne de nuestra patria".

Escrita por un bayamés, patriota ilustre, su letra insta a sus coterráneos a la lucha por la libertad. Sin embargo estaba lejos de imaginar que su inspiración uniría para siempre en los más disimiles escenarios a una nación. El himno nacional nos estremece, nos traza el camino, nos acompaña en los combates por la Patria nueva, encarna a héroes y mártires de la Patria y sus estrofas cada día parecen renovarse como lo que son, un símbolo de la nación que enaltece, convoca y resguarda la libertad.

Luna Manzanares presenta campaña promocional por el aniversario 65 del Moncada

Por Claudia González Catalán

Santiago de Cuba, 20 oct.— Tres temas nuevos incluyó Luna Manzanares en el repertorio de su más reciente concierto. “Habana”, “Adagio del fauno” y “Tanta soledad”, se escucharon por primera vez en la Sala Dolores de Santiago de Cuba, ciudad que presume el estreno de su primera gira nacional como solista.
Más de dos horas de música con temas propios y de reconocidos compositores cubanos, incluidos en su primer fonograma. Canciones de Descemer Bueno y Raúl Torres, acercaron a la cantante y al público santiaguero, al que agradeció la calidez de su acogida.

Este concierto es la antesala de la campaña promocional por el aniversario 65 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de éspedes, de la cual, Luna Manzanares, será la imagen principal: “Yo me siento muy orgullosa de ser imagen de la campaña –declaró la artista- porque he descubierto a Santiago no solo como Ciudad Héroe, desde su importancia histórica, sino que estoy impresionada con la cultura santiaguera y con todo lo que significa Santiago para Cuba”.

En conferencia de prensa en el Salón de los Vitrales de la Plaza de la Revolución santiaguera, se presentaron los soportes promocionales de esta campaña y se anunciaron las actividades previstas que incluyen la grabación de un DVD e intercambios con estudiantes de las escuelas de arte del territorio.
Además, Luna Manzanares anunció la producción conjunta con los estudios Siboney de la EGREM, de un material que reúna un repertorio autóctono de Santiago, interpretado exclusivamente por músicos santiagueros: “Queremos indagar más allá de la música que habitualmente se conoce, llegar a las raíces de la cultura de Santiago, resaltar la identidad caribeña, rescatar géneros latentes para que no se pierdan y fusionarlos con la música contemporánea nacional e internacional, aprovechar la riqueza cultural de Santiago, en manos de músicos santiagueros y ponerlo a disposición del público”.

Las experiencias anteriores de Luna Manzanares en Santiago de Cuba, especialmente la gira de “Los agradecidos”, le ha descubierto infinitos matices de esta ciudad: “La primera vez que vine aquí –en el 2014-, no tuve mucho tiempo de indagar, de conocer y acercarme, pero la gira que realicé con Raúl Torres me permitió acercarme un poco más a la cultura de esta tierra y reencontrarme con la historia de mi país. Estoy muy impresionada por todo lo que es Santiago, siento una profunda admiración por esta ciudad y de ahí la motivación de hacer todo este trabajo para compartir con otros este sentimiento”.

Luna Manzanares, junto a otros artistas, ofrecerán también una serie de conciertos en comunidades de todos los municipios de la provincia para convertir dicha campaña en un amplio movimiento popular.

Tres slogans conocidos por los habitantes de la tierra indómita, entre los que se encuentran “Soy santiaguero y siento orgullo”, “Santiago es Santiago y con esfuerzo de todos venceremos”, y “Santiago va por más”, sintetizan los objetivos de esta campaña con matices culturales, pensada desde Santiago de Cuba para sensibilizar a todo el país con los compromisos en honor a la efeméride del Moncada.

Comprometidos trabajadores de Consumo y Servicios con la gesta del Moncada

Por Adis López González

Santiago de Cuba, 20 oct.— La adecuada imagen y la calidad de los servicios, que incluye tanto el producto como el trato, resultan indispensables para la satisfacción del pueblo y su calidad de vida. La espiritualidad de los santiagueros está estrechamente vinculada al adecuado funcionamiento de las entidades que integran la esfera de Consumo y Servicios.

Las importantes inversiones realizadas en este sector propician la apertura de nuevos centros, el crecimiento y diversificación de importantes producciones altamente demandas por los santiagueros.
Los representantes de las decenas de unidades que componen este sector entregan sus compromisos a la máxima dirección del Partido y el Gobierno en el territorio, para conmemorar el aniversario sesenta y cinco del asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en consecuencia con las importantes inversiones que se ejecutaron en el territorio.

El Máster Osmar Sánchez Licea, Director Provincial de la ONEI en Santiago de Cuba, afirmó que la premisa martiana “Haga cada uno su parte del deber y nada podrá vencernos”, guiará el trabajo como exhortación a no perder un solo minuto en la materialización de los principales programas económicos y sociales de este oriental territorio.

Para hacer realidad los compromisos contraídos, resulta indispensable un ambiente de eficiencia, calidad y control. Por eso, Zaida Correa Gutiérrez, miembro del Comité Central del Partido y del Buró Provincial para atender la esfera de Consumo y Servicios agregó que sólo la unidad, sistematicidad y consagración a cada tarea, unido al ejemplo personal de los directivos les permitirá alcanzar la victoria.

Los momentos requieren mayores esfuerzos y más unidad, hay que producir no sólo para el territorio, sino para aportar a la economía del país.

Reciben medallas combatientes palmeros de la lucha contra bandidos

Por Miralis Despaigne Pineda

Palma Soriano, Santiago de Cuba, 20 oct.— Por el deber cumplido en la lucha contra bandidos, combatientes palmeros recibieron la medalla 60 aniversario de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

"En esta ocasión han recibido la alta distinción 140 combatientes que están inscriptos en las páginas imborrables de la historia de Cuba", así expresó la licenciada Caridad Orreli Matamoros, funcionaria de la Asociación de Combatientes de la Revolución, quien además explicó  que las medallas se han entregado en los diferentes Consejos Populares del municipio, y los actos se han hecho en las escuelas con el objetivo de que las nuevas generaciones conozcan a estos héroes y los pinos nuevos entreguen a los pinos viejos la condecoración”.

Los combatientes de la lucha contra bandidos fueron cubanos de todas partes del país que respondieron al llamado del Comandante Fidel Castro de proteger la Revolución que nacía, cuando grupos de contrarrevolucionarios se alzaron en el Escambray, Pinar Del Rió y otras partes del país para azotar a la población, asesinar civiles y sabotear las conquistas de la naciente Revolución Cubana.

Vestidos de coraje estuvieron los palmeros que por estos días reciben la medalla 60 Aniversario de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), hombres que se crecieron en la lucha contra bandidos, hombres que todavía irradian ejemplo.