Plaza de la revolución

Plaza de la revolución
Plaza de la revolución

sábado, 29 de septiembre de 2018

Alberto Bicet pintó de blanco a Cienfuegos

Por José Raúl Castillo Argüelles

Santiago de Cuba, 29 sep.— Alberto Bicet protagonizó otro brillante desempeño al dejar sin carreras y con escasos cinco imparables a lo largo de ocho entradas completas a los Elefantes de Cienfuegos, se reafirmó como líder en efectividad (1.31) y juegos ganados (7), departamento este útimo que comparte con el holguinero Wilson Paredes; al tiempo que lideró una importante victoria que adjudicó el triunfo en la sub-serie al plantel visitante y reforzó las aspiraciones santiagueras de finalizar entre los ocho primeros en la fase de clasificación.

Santiago de Cuba tomó la delantera en la tercera entrada al anotar dos carreras que a la postre habrían resultado suficientes para alcanzar la victoria. Alexander Llanes disparó doblete por la banda derecha del terreno y propulsó a Marlon Serrano que había entrado en circulación por boleto, posteriormente el propio Llanes pisó la goma gracias a un wild pitch del abridor sureño Carlos Ramírez.

El puntillazo lo suscribieron las Avispas en la novena entrada ante el relevista Bárbaro Herrera, quien inició el capítulo en sustitución de Ramírez.

Sencillos consecutivos de Yoelkis Guibert y Gelkis Jiménez luego del primer out colocaron corredores en tercera y primera y provocaron la explosión de Herrera. Fue llamado al rescate Raicol Suárez y concretó un buen relevo pero no pudo impedir que el corredor adelantado llegara a la goma por fly de sacrificio de Adriel Labrada.

La lluvia impidió que se completara el juego en el final del noveno pero el resultado fue válido y Santiago se impuso 3 x 0.

El triunfo para Alberto Bicet (7-2) y el fracaso para Carlos Ramírez (0-6), este último con aceptable desempeño a lo largo de ocho entradas completas con siete jits permitidos y dos carreras limpias.

La victoria de Santiago de Cuba se combinó felizmente con fracasos de Artemisa y Sancti Spíritus que son los conjuntos que batallan en la misma frontera de la zona de clasificación y por lo tanto los indómitos se afirmaron en la séptima casilla. Los Piratas de la Isla salieron triunfantes y también le dieron vida a sus aspiraciones de alcanzar el tren hacia la serie de comodines pues están a sólo dos juegos de Artemisa que en estos momentos está en posesión del octavo escaño y a sólo uno de los Gallos que marchan novenos.

Los otros resultados de la fecha fueron estos:

Industriales 8-Matanzas 4, Las Tunas 3-Villa Clara 2, Camagüey 11-Sancti Spíritus 3, Granma 5-Artemisa 0, Pinar del Río 8-Ciego de Ávila 5, Isla de la Juventud 3-Holguín 2. Mayabeque y Guantánamo sellaron sin carreras en dos entradas y media.

Ciego de Ávila 24-13 / Industriales 23-14 / Holguín 22-15 / Las Tunas 22-16 / Mayabeque 20-15 / Villa Clara 20-15 / Santiago de Cuba 21-16 / Artemisa 19-17 / Sancti Spíritus 18-18 / Isla de la Juventud 18-19 / Granma 15-22 / Guantánamo 15-22 / Pinar del Río 15-21 / Cienfuegos 14-22 / Camagüey 14-22 / Matanzas 11-24.

Ganaron los Domadores la Serie Mundial de Boxeo

Por tercera ocasión la escuadra cubana obtiene el cetro de tan fuerte certamen pugilístico, que tuvo este año su final en China

Tomado de Granma

Semanas atrás, antes de partir hacia China para disputar la gran final de la VIII Serie Mundial de Boxeo (WSB) el capitán de la escuadra Domadores de Cuba, Julio César La Cruz, manifestó con total seguridad a este diario que el equipo cubano obtendría el tercer cetro en la justa frente a los vigentes campeones del 2017, Astaná Arlans de Kazajstán.

Julio César fue profético, incluso, se atrevió a decir que los cubanos ganarían el titulo colectivo sin necesidad de realizar una pelea de desempate, ni dependiendo del décimo pleito en +91 kilogramos… y tuvo la razón. La victoria para la Mayor de las Antillas se saldó por un marcador global de 7-3, válido para cobrar desquite ante sus ahora víctimas, quienes en el pasado aventajaron a los Domadores en las finales de los años 2015 y 2017.

De certificar el pergamino dorado con la sexta victoria por los Domadores se encargó el mismo Julio César La Cruz (81 kg), quien mostró toda su clase para superar a Bek Nurmaganbet, por votación de 3-0. El camagüeyano estuvo a la altura de tan importante momento. Con su boxeo característico, Julio César abrió golpe a golpe la guardia del kazajo para tomar clara ventaja en la boleta de los jueces, mientras recibió poco castigo de su oponente.

Los Domadores del formato C-2 (52, 60, 69, 81 y +91 kg) tuvieron que abrir desde atrás este vienes en el cartel que se disputó en la urbe china de Jinjiang, al igual que había sucedido un par de días atrás en la ciudad de Xiamen, ya que en ambas veladas los cubanos iniciaron con derrotas ante los Astaná Arlans.

EI INICIO DEL CARTEL


Explosivo comenzó el cartel definitorio con la pelea de los 52 kg entre Jorge Griñán y Saken Bibossinov. Los dos protagonistas hicieron uso de sus respectivas estaturas para plantear el duelo desde la larga distancia. El kazajo mostró mayor efectividad que el rival con sus rectos de derecha e izquierda en cada uno de los asaltos, a pesar que el oriundo de Sanctí Spíritus fue combativo.

El 3-0 en favor Bibossinov se sustentó en un boxeo inteligente que aprovechó las brechas dejadas por Griñán en la defensa, además, cada vez que se produjo un intercambio de golpes, el peso mosca euroasiático tiró más y mejor de forma evidente.

Dos viejos conocidos arribaron al Zuchang Stadium de Jinjiang. Lázaro Álvarez y Zakir Safiullin regalaron en los 60 kg una buena demostración de boxeo, acorde con sus extensos y exitosos expedientes en Serie Mundial. Los dos púgiles compartían una victoria por bando en sus escaramuzas particulares en la WSB. Ahora, en la tercera pelea entre ellos, el peso ligero antillano se adjudicó una incuestionable victoria por unanimidad.

El pinareño no dejó de tirar golpes y moverse con desplazamientos laterales para comandar el match de principio a fin. Con un buen boxeo de riposta, Álvarez mostró una excelente forma física tanto en la media como en la corta distancias durante los cinco asaltos.

Agarres, empujones y caídas marcaron el combate de los 69 kg entre Roniel Iglesias y Aslanbek Shymbergenov. Lo que se presagiaba como una buena exhibición quedó por debajo de las expectativas, pues el árbitro sudcoreano Kim Jongjin, se vio obligado a detener las acciones en repetidas oportunidades.

A pesar de que no se trató de un enfrentamiento vistoso, el peso welter caribeño hizo mayores méritos por el triunfo que su contrincante, gracias a tres primeros asaltos más técnicos, pues en el cuarto y quinto round Shymbergenov aprovechó el cansancio de Roniel, pero no le dio para asegurar la batalla personal. Al ganar por 3-0, Iglesias tomó desquite de sus derrotas en las finales de los años 2015 y 2017 por Shymbergenov.

Con las victorias de Roniel y Julio César el cetro quedó garantizado para Cuba, por lo que la salida de José Ángel Larduet fue cuestión de puro trámite. Sin embargo, el santiaguero (+91 kg) no creyó en el cartel de su rival Kamshybek Kunkabayev, plata mundial en el 2017.

Con mucho aplomo e inteligencia, Larduet tomó la iniciativa del combate y trabajó con repeticiones de rectos al tronco y rostro de su oponente, el cual estuvo por debajo de sus potencialidades. La sonrisa por marcador de 3-0 del cubano no hizo más que desatar la algarabía contenida desde hacía media hora antes por la comitiva de la Isla, presente en el majestuoso escenario.

Los Domadores rompieron las cadenas hegemónicas de los Arlans y les igualaron como los únicos equipos con tres títulos en series mundiales, además no creyeron en el favoritismo precompetencia de estos últimos.

La franquicia que encabeza el jefe técnico Rolando Acebal se apoyó en la experiencia de sus hombres más prestigiosos y tuvo el aporte de un novato como Osvel Caballero, quien se creció a la hora más importante de su joven carrera. Ahora es el merecido turno para que el boxeo cubano festeje un triunfo brillante en su dorada hoja deportiva. (Yosel E. Martínez Castellanos)

Memoria entrañable de España en Cuba, por siempre Antonio Gades

Por María Elena López Jiménez

Santiago de Cuba, 29 sep.— Del tablao flamenco nació y su arte lo dedicó a privilegiar la cultura popular española. El último deseo de Antonio Gades fue que sus restos descansaran en Cuba y así se cumplió.

En el 2004 las cenizas del bailaor español fueron despedidas en Madrid donde murió a los 67 años luego de una penosa enfermedad.

Y en Cuba se le erigió un monumento al gran amigo en el Mausoleo del Segundo Frente Oriental Frank País García en la provincia santiaguera; un hermoso complejo escultórico que remite a la esencia del artista: resaltan dos botas de mármol negro, muy pulidas y lustrosas que parecen animadas por la fuerza del taconeo del bailaor. La plataforma toma la imagen de una cuchara de albañil para perpetuar al padre de Gades, un albañil republicano.Todo el material fue traído desde Elda, Alicante, la tierra natal.

En la parte posterior, una jardinera donde crecen flores rojas y amarillas como los colores de la bandera española. Delante de la misma, una penca caída de palma real que recuerda la muerte prematura del camarada.

Dentro de un tocón como de palma real, permanecen las cenizas de Gades en unión firme con la tierra cubana. Sobre ese tronco cortado, una tarja muestra las palabras pronunciadas por Gades el 5 de junio de 2004, cuando recibió de manos de Fidel la Orden José Martí: “Nunca me sentí un artista, sino un simple miliciano, vestido de verde olivo, con un fusil en la mano para dónde, cómo y cuándo siempre estar a sus órdenes”

Un hito en la historia del artista fue cuando vino recibió la gran condecoración cubana. Un periodista lo escribió en una bella crónica:“También fue un enamorado de la mar —la llamaba así porque la veía como a una mujer—; y eso explica que haya decidido atravesar el océano Atlántico a finales de 2003, en un pequeño velero de tan solo 17 metros de eslora. La nave era como su David frente al gigante Goliat. La bautizó como Luar-040, en honor a dos de sus grandes amigos: Luar, por su compadre Raúl Castro (nombre leído al revés), y 040 por su otro compadre Colomé.

Partió desde el puerto de Altea, España, y durante esta travesía, ya tocado mortalmente por el cáncer, desafió tempestades que causaron roturas en las velas. Sorteó un caprichoso ciclón —el Odette— que desde hacía mucho tiempo no se formaba en el área del Caribe para esa época del año; vivió intensos frentes fríos, y finalmente, cuando surcaba los mares al norte de La Española, se encaró con valentía a las intimidaciones de un guardacostas norteamericano que no pudo con aquel pequeño David.

El 28 de diciembre de 2003 llegaba Gades a la bahía de La Habana, poco antes de cumplir dos meses de navegación junto a dos marineros alicantinos y un médico cubano. Con este viaje Gades le ratificaba a todos que Cuba era «el puerto de su vida», porque en esta Isla encontró la mejor manera de mostrar su valía como hombre de compromiso y dignidad, como amigo, como combatiente leal y defensor de las causas justas, como comunista e internacionalista.

La magia de Vivanco llega con La Cocainòmana

Por Rogelio Ramos Domínguez

Santiago de Cuba, 29 sep.— ¨Hoy en día es complicado promover música sin un audiovisual, por eso ahora grabaré varios¨, dijo William Vivanco, quien por estos días culmina el que sería el primer clip de su disco Trece con Magia.

El nuevo disco de Vivanco se ha grabado entre la Habana y Miami y es precisamente en esta ciudad la escogida para el primer audiovisual de un fonograma que debe ser presentado en Cuba con la Egrem.

El nuevo Clip de Vivanco dirigido y escrito por Omni-Kizzy Productions se hizo sobre el clásico de Miguel  Matamoros, La Cocainómana. Según el propio equipo en el audiovisual Vivanco entra a un lujoso Cabaret donde queda perdidamente enamorado de La Cocainómana (Leydis Leonard), en lo adelante se suceden una serie de situaciones de enredos y coreografías llenas de humor. En el  clip el Cimarrón baila, actúa y canta el tema de Miguel Matamoros dado a conocer en los últimos años por cantores como Silvio Rodríguez.

El Real Café de Miami es la locación central, convertida en un lujoso Cabaret por Leose Productions & Decoration, reconocida compañía que desde 1984 ha participado en la producción de sobresalientes Videos musicales.

El video clip de La Cocainòmana, será el primero de varios audiovisuales que Vivanco promete para los próximos meses. Trece con magia es un fonograma donde el autor de Café vuelve a mostrar su mirada profunda a los ritmos cubanos e internacionales.

Se le escuchará, entre otros, acompañado de Samuel Formell, José Luis Cortés, Reinier Mariño, David Torrens e Israel Rojas. Junto al líder de Buena Fe Vivanco debe grabar otro audiovisual con Charlestón 21 que comparte además en autoría con Israel y en el que ambos se lanzan en un tema lúdico, y a la vez analítico, de los tiempos de corren.

Pocos cantores estudian tanto el sonido actual como William Vivanco. Mientras otros buscan cómo colocar un tema en listas, este bardo estudia, sin negarse a gustarle a su público, a los jóvenes. Tanto es así que Eduardo Cabra, a la pregunta de con qué músico cubano le gustaría trabajar, el productor de 21 Grammys, el mismo que trabajara con Shakira, Silvio Rodríguez; el fundador de Calle Trece dijo, sin chistar: William Vivanco.

El trovador santiaguero se presentará próximamente en Las Tunas y entra a grabar nuevos audiovisuales entre los que se incluyen un clip en 3D que será el estreno del autor en estas lides, aunque, en su ya importante carrera ha colaborado en series animadas como Fernanda, versionó temas de Enriqueta Almansa y junto a Kumar y Telamry trabajò también en un clip animado.

En disco Trece con Magia al cual William Vivanco ha dedicado tiempo y estudio trae desde quizomba, danzòn, charlestòn, mozambique, merengue haitiano, changüí  y hasta un lamento congo. El Clip la Cocainómana dará un adelanto.

Estados Unidos: 2da intervención intervención yanqui en Cuba

Por Armando Fernández Martí

Santiago de Cuba, 29 sep.— Ahora que Estados Unidos anda de aventura en aventura por el mundo y que amenaza con ataques nucleares e intervenciones en otros países del mundo para mantener su hegemonía imperial, aquí en Cuba no olvidamos que un día como el de hoy, 29 de septiembre, pero de 1906, se produjo la segunda intervención yanqui en el país, constituido como República en 1902.

Un conflicto interno entre partidos políticos que se disputaban el poder con un presidente incapaz de resolverlo, Tomás Estrada Palma, hizo que éste solicitara a Estados Unidos la intervención de sus tropas, lo que se llevó a cabo al amparo del Artículo 3 de la fatídica Enmienda Platt.

El 29 de septiembre de 1906 llegaban a Cuba seis naves de guerra con unos TRES MIL marines, haciéndose cargo de la gobernatura de la nación al entonces secretario de Estado, William H. Taff, quien posteriormente, dejó en el cargo a Charles Magoon.

Fueron dos años y cuatro meses lo que duró esta segunda intervención norteamericana en Cuba y durante ese período, ninguno de los problemas fundamentales de la Isla se resolvió, a no ser seguirla entregando a los monopolios yanquis, para reafirmar su hegemonía política y económica en el país.

Aunque el pueblo se opuso tenazmente a esta nueva injerencia norteamericana en Cuba, nada pudo hacer entonces, a no ser esperar a que se retiraran las tropas dejando un nuevo presidente entreguista y bandido como el anterior, José Miguel Gómez, apodado por el pueblo como el tiburón.

Por eso, fue historia, porque a partir del Primero de Enero de 1959, una Revolución en el poder acabó para siempre con la Enmienda Platt y demás tratados ignominiosos con Estados Unidos, que definitivamente fue arrojado de la isla con una advertencia: “quien intente apoderarse de Cuba sólo recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”. Playa Girón lo demostró.

El pionero mártir Paquito González Cueto

Por Armando Fernández Martí

Santiago de Cuba, 29 sep.— Un día como hoy, 29 de septiembre, pero de 1933;  85 años atrás, fue asesinado el niño de 13 años Francisco González Cueto, Paquito, mientras participaba en el entierro simbólico de las cenizas de Julio Antonio Mella, en La Habana.Paquito era miembro de la Liga de Pineros de Cuba, organizada por el Partido Comunista, la cual agrupaba a los niños entre 10 y 14 años, que se veían obligados a hacer vida clandestina, pues su organización estaba entonces prohibida por las autoridades gubernamentales.

Las cenizas de Mella habían llegado a Cuba procedentes de Méjico y depositadas en la sede de la Liga Antimperialista, en la calle Reina, donde recibirían el honor merecido de trabajadores, militantes comunistas y pioneros, y después se trasladarían hasta un obelisco construido en el Parque de la Fraternidad, donde serían enterradas simbólicamente.

El Coronel Fulgencio Batista, Jefe del Ejército, había declarado que no aceptaría manifestaciones y desplegó fuerzas policiales a lo largo de la calle Reina, por donde el pueblo marchó con las cenizas de Mella en brazos lo que dio lugar a un enfrentamiento entre las fuerzas represivas y los manifestantes, provocándose una balacera.

No obstante a eso, el pionero Paquito González se mantuvo firme en la manifestación, luciendo la insignia de la organización en su pecho y portando un cartel donde podía leerse: ¡Abajo el imperialismo! Un disparo alcanzó al niño, destrozándole el cráneo provocándole la muerte cuando solo le faltaban 20 días para cumplir 14 años de edad.

85 años después de aquellos sucesos, el recuerdo del pionero-mártir, Francisco González Cueto, su entereza, responsabilidad y valentía, son y serán siempre ejemplos para la Organización de Pioneros José Martí, que tienen en este niño un paradigma para todos los tiempos.